Cerrar menu
Noticias

Foco en: Ángela Pabón, Directora Ejecutiva de Fundación Sonrisas

2 de Enero , 2018

“La energía que hay acá y el optimismo de cambiar el país potencia mucho más lo que hace cada fundación”

Conversamos con Ángela sobre sus inicios en el mundo social y  los desafíos que tiene esta organización que se dedica a relevar la importancia de la sonrisa para mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Cómo llegaste al mundo de la sociedad civil?

Soy ingeniero civil industrial, estudié en Colombia, y me he dedicado a muchas cosas, pero siempre tenía esta inquietud más social, de ayudar, de impactar en el mundo, y no había tenido la oportunidad. Trabajé en la exportación de flores, estuve viviendo en México y Estados Unidos viendo temas de tecnología, luego trabajé acá en Chile en seguros, en la banca, pero siempre pensé en el sentido de mi trabajo y en el impacto que puede tener en la gente.

Cuando llegué al mundo de la sociedad civil entré primero a una fundación que se llama Generación Empresarial en el año 2012, y luego encontré esta oportunidad en Fundación Sonrisas, donde podía tener un contacto más directo con la gente. Soy la segunda Directora Ejecutiva de Fundación Sonrisas y estoy ahí desde el año 2015.

¿Qué fue lo que te motivó de Fundación Sonrisas?

Nuestra misión va más allá de luchar por dientes bonitos, es lo que significa cambiar tu vida a través de una herramienta que es la sonrisa. Eso fue lo que me gustó, que si bien la fundación se veía con un objetivo muy específico el impacto es en todo, en tu vida laboral, tu vida personal, con los hijos, con cómo te comunicas con la gente, con la sociedad. Siempre me acuerdo de la historia de una mujer que me decía que ella llegaba al banco y esperaba afuera a que se desocupara y cuando no había nadie en la fila ella pasaba, porque quería tener el menor contacto posible con la gente, porque no tenía su sonrisa y no quería que la discriminaran ni que la vieran. Si bien esto puede verse como salud bucal, nosotros nos preocupamos de desarrollar el rol social de las personas.

¿En qué proyectos están trabajando ahora?

La fundación empezó pensando más en ser una fundación que ayuda a las personas que no pueden acceder a la sonrisa, poderlas rehabilitar, pero en el tiempo hemos ido evolucionando hacia darnos cuenta que lo importante es que el Estado se haga cargo de ésto. Nuestro mayor desafío en el 2017 fue el tema de políticas públicas, ponerlo en boga y que nos vieran. Aprovechando la contingencia de las elecciones presidenciales firmamos el Pacto Sonrisas con todos candidatos para que fuese un compromiso.

Seguimos con intervenciones sociales porque para nosotros es muy importante tener la intervención directa con las personas, estamos en escuelas, en comunidades y seguimos haciendo rehabilitación, pero a baja escala, porque la idea es que nosotros no nos hagamos cargo, sino que se vea como un derecho, parte de la salud integral del ser humano. Hoy por hoy la atención dental es la lista de espera más alta del país.

¿Cómo ha sido la experiencia de ustedes en ColungaHUB?

Nosotros llegamos en septiembre de 2015, somos de los antiguos en ColungaHUB, y hoy se ve mucho mas lo que significa estar en un HUB de fundaciones. La energía que hay acá y el optimismo de cambiar el país potencia mucho más lo que hace cada fundación. A veces estamos frustrados, cansados, y ver que hay muchas organizaciones que están con el ánimo de ‘vamos, cambiemos Chile, lo podemos hacer’ es muy positiva. Estamos con ganas de tener más experiencias con este Laboratorio de Colunga porque puede ser súper constructivo para todos.

ÚLTIMAS NOTICIAS